VIOLENCIA E INVERSIONES

Perniciosa espiral

VIOLENCIA E INVERSIONES

[Por José Manuel Valiñas]

Dinero llama dinero

A mediados de abril México volvió a ser parte de la nota roja mundial cuando apareció en Tamaulipas una fosa con más de 140 cadáveres. Pero la matanza de migrantes es apenas una de las muchas aristas de la mortífera espiral de terror que vivimos, y que incluyen “estrategias” de aniquilación entre cárteles, crímenes de alto impacto y, cada vez más, acoso directo a la sociedad civil, como en el lamentabilísimo asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia. Las pandillas han llegado a poner en vilo a poblaciones enteras, exhibiendo una maldad que no puede ser sino materia de pláticas de café en cualquier rincón del mundo, a medio camino entre el morbo y el asombro.

Apenas unos días antes el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, había admitido que la violencia “sí es un factor que puede inhibir la inversión”. También calificó al enfrentamiento frontal al narcotráfico como una “reforma estructural” que ayudará decididamente al país en el largo plazo.

No le falta razón. El problema se dejó crecer durante mucho tiempo y se debía enfrentar a ese cáncer antes de que perdiéramos la gobernabilidad en el país. Se puede argumentar si la estrategia es correcta o no, pero de ninguna manera la urgencia de combatir a los asesinos, capaces de descuartizar cuerpos, matar niños inocentes y masacrar a decenas de personas en un solo día.

Veamos cómo afecta todo esto a las inversiones. Hasta hace muy poco (¿cambiará esta percepción?) los analistas bursátiles hablaban con optimismo al comparar el fenómeno con otras naciones. La mafia siciliana en su momento no impidió el despegue económico de Italia. Entre los países que integran el BRIC, Brasil vive combatiendo a los narcotraficantes; las tríadas chinas son un problema para el gigante asiático, y para nadie es un secreto el temible poder de la mafia rusa. Aún así, los inversionistas ven a los BRIC como destinos casi naturales para su dinero. Parece ser que lo más importante para su valoración es el crecimiento que tienen esas naciones y la estabilidad macroeconómica que han logrado.

México no está ausente de esas dos variables. No llega a los niveles de crecimiento de indios o chinos, pero cuenta con una estabilidad en sus fundamentales que resulta envidiable para casi cualquier país, incluidos los desarrollados (como su bajo nivel de déficit y el control de la inflación). Es por ello que la inversión sigue llegando, tenemos buena calificación crediticia y muchos analistas globales siguen recomendando a México como un buen destino de inversión.

¿Percepción es realidad?

Como sabemos, los mercados financieros se mueven en función de datos duros… y otro tanto por simple percepción. Tanto para lo positivo como para lo negativo. Pongamos el ejemplo de Brasil. Muchos de los indicadores de desarrollo son mejores en México que en la nación sudamericana, pero en el exterior se le sigue percibiendo como un caso de éxito. Es un “país de moda”. No obstante, tiene que enfrentar preocupantes presiones inflacionarias y problemas de seguridad similares a los nuestros. Si aquí tenemos a los zetas y al cártel del Golfo, allá tienen al Comando Primeiro da Capital, en San Pablo, y al Comando Vermelho en Río. Cuando el primero de éstos declaró la guerra a las autoridades, sus esbirros salieron a matar indiscriminadamente a policías y ciudadanos. En Río los delincuentes incluso llegaron a derribar un helicóptero de la policía, en 2009, algo que no ha sucedido en ninguna otra parte del mundo.

Algo similar sucede en Japón, con la famosa yakuza, también una organización delincuencial que rivaliza con el estado. “No es verdad que los cárteles mexicanos o los colombianos sean los más poderosos del mundo: son más poderosos los grupos de la yakuza japonesa o las triadas chinas”, escribe Jorge Fernández Menéndez, tal vez uno de los principales expertos de México en seguridad.

Lo que resulta innegable es la afectación que tiene la violencia en los negocios, que según los cálculos impacta en 1 a 3% del PIB. Aún así, la nueva encuesta de la American Chamber reportó que los planes de inversión de las empresas extranjeras permanecen intactos.

Lo que estamos viviendo en México es exactamente igual a lo que han vivido otros países, señala Fernández Menéndez: “picos de violencia y de ataques ocasionados por una resistencia feroz de grupos que pierden espacios de impunidad y operación”. Existe la percepción en México y el extranjero que la crueldad extrema de las mafias, observada en los últimos meses, tiene que ver con que se encuentran diezmadas. “Quizá falten algunos años más de violencia irracional hasta entrar en un terreno de cierta normalidad y de reglas no escritas, aunque no se acabará ni con el narcotráfico ni con el crimen organizado, pero se olvida en muchas ocasiones que esa cierta normalidad y esas reglas (como ha ocurrido desde Colombia hasta China, pasando por Estados Unidos) sólo pueden imponerse desde la fuerza del estado. No puede haber pactos, aunque sean implícitos, sino normas impuestas por el estado. Lo otro, es abandono. Y los grupos criminales utilizan la violencia para forzarlo”.

Por lo pronto, el país recibió $17 mil 726 millones de dólares (mdd) de Inversión Extranjera Directa (IED) en 2010 (un 16.6% más que en 2009), y la expectativa para el cierre de 2011 es de $20 mil mdd. Y la inversión en cartera sigue llegando: en 2010 cerró en niveles de $24 mil millones de dólares. El consenso de los analistas financieros internacionales es que la afectación de la violencia no llega a ser motivo para desinvertir en México, precisamente porque se le está haciendo frente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s