TIEMPOS COMPARTIDOS

¿En realidad convienen?

TIEMPOS COMPARTIDOS

[Por Alejandra Palomares Barrios]

Muchos vacacionistas se siguen preguntado si los tiempos compartidos son un esquema recomendable, porque la mala fama que tienen muchos de ellos y la falta de seriedad de algunas empresas hacen que surjan muchas dudas. ¿Y si me amarran de por vida? ¿Y si a la mera hora no lo uso con tanta frecuencia? ¿Cómo sé que van a cumplir lo que me prometen? Son preguntas comunes, que valdría la pena responder.

Es importante saber que este esquema no es para todos, pero sí resulta ideal para aquellos que gustan de tener todo incluido en el lugar donde se hospedan y así no tener que salir de las instalaciones. Además, son aquellos viajeros que necesitan planear las vacaciones familiares (usualmente tienen hijos) que de otra forma les saldrían mucho más caras. Por eso, el perfil que se ajusta perfecto a este esquema es el que cumple con algunas de las siguientes características:

  • Organizados y previsores
  • Con finanzas personales sanas
  • Padres de familia
  • Adultos retirados

De clase mundial

Esta modalidad para vacacionar tuvo su origen en Europa y se extendió a Estados Unidos, siendo este uno de los países donde más ha crecido dicha industria. Por ejemplo, en Hawai la ocupación a través de tiempos compartidos es 25% más alta que la ocupación hotelera tradicional. Sin embargo, México no se queda atrás, porque es el segundo país con mayor oferta de tiempos compartidos. Incluso, y derivado de la crisis económica en el sector inmobiliario de Estados Unidos que congeló los créditos, los desarrolladores turísticos están volteando a nuestro país y han puesto sus ojos en nuevos destinos como Ixtapa y Manzanillo.

“El crecimiento sostenido que teníamos fue tan acelerado que no tuvimos tiempo de vernos en el espejo hasta que se nos vino encima la crisis de 2008 –comenta Howard C. Nusbaum, Presidente y CEO de la American Resort Development Association (ARDA), en entrevista para Inversionista durante la 12ª Convención Anual de Inversión en Propiedades Vacacionales, en Orlando, Florida–. Esto sucedió en todo el mundo, pero en México estamos observando una recuperación rápida y una ventana de oportunidad, porque hay más flujo de efectivo, lo que permite que los desarrollos se financien a sí mismos y ofrezcan mejores planes de crédito a los clientes potenciales”.

En los destinos tradicionales (Los Cabos, Cancún y Puerto Vallarta) la industria ha logrado un posicionamiento importante frente a otros destinos que compiten en el mismo ámbito, principalmente por la calidad en los servicios que ofrecen los desarrollos turísticos. Una característica particular de estos lugares es que se desarrollan gracias al turismo y en muchos casos éste es la única fuente de ingresos para la población de la zona, por lo que hacer sentir bienvenido y cómodo al visitante se convierte en una regla de vida.

“Uno sólo viaja a donde se siente bienvenido y los mexicanos saben cómo recibir a sus turistas –agrega Nusbaum–. La calidad de las instalaciones para tiempos compartidos es de clase mundial. El clima es envidiable prácticamente durante todo el año y me atrevo a decir que incluso los problemas geopolíticos y de inseguridad pasan a segundo término, porque el turista los ve lejanos al sitio donde se hospeda”.

De acuerdo a los expertos en el mercado latinoamericano reunidos en dicha convención, el problema al que se han enfrentado en estos últimos años no son los problemas de narcotráfico e inseguridad en sí, sino a la imagen negativa que se proyecta del país en el extranjero.

“Los problemas de inseguridad han golpeado poco al sector porque están en zonas focalizadas –abunda Marcos Agostini, vicepresidente de ventas y servicio a complejos turísticos para Latinoamérica de Interval International–. Nosotros invertimos en el último año $1 millón de pesos para promover los destinos de la región y revertir la imagen negativa, porque el reto más grande es el desconocimiento de algunos turistas con respecto a ciertas regiones, principalmente en el Mar Caribe”.

Nuevo esquema de ventas

En un principio, el esquema de tiempos compartidos en nuestro país adquirió mala fama, debido a la forma en que eran ofrecidos y por la cantidad de fraudes derivados de la falta de formalidad de algunas empresas. Por eso, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (AMDETUR), el crecimiento y cambios en el sector fueron la causa que impulsó a las autoridades, desarrolladores, comercializadores y operadores a conformar una figura jurídica que permitiera la reglamentación de la oferta de estos servicios. El resultado fue una norma oficial (NOM-029-SCFI-2010), que puede consultarse en el Diario Oficinal de la Nación en http://dof.gob.mx, en caso de cualquier controversia con respecto al servicio recibido y para conocer las obligaciones y derechos adquiridos.

Según Marcos Agostini, el discurso popular para atraer posibles compradores que comenzaba con algo como “¿tiene usted una tarjeta de crédito?” o “¿no le gustaría disfrutar de un desayuno de cortesía?”, y acababa con una venta agresiva o un acoso de parte del vendedor se ha venido sustituyendo por estrategias más sofisticadas, como:

  • Venta de fracciones más pequeñas
  • Un acercamiento personalizado
  • Oferta de semanas de prueba
  • Esquemas de financiamiento muy atractivos

Sin embargo, una pieza elemental para poder ofrecer un buen servicio de tiempo compartido son los amenities con los que cuenta la instalación en oferta, porque según Craig Nash, presidente y director ejecutivo de Interval Leisure Group, son lo que verdaderamente ofrece un valor agregado para los turistas. Con el arribo de marcas reconocidas como Westin, Four Seasons, Marriott, Disney y Hyatt, entre otras, actualmente en México se ofrecen productos que garantizan una opción seria para cualquiera que desee vacacionar y ahorrar a largo plazo.

La propiedad de un tiempo compartido es similar a la de un condominio, excepto que tus derechos de uso están limitados a cierta semana o intervalos durante el año. El concepto básico consiste en dividir la unidad de hospedaje en 52 intervalos de uso para ser vendidos individualmente. Ojo: no es una compra de bienes raíces, sino sólo del derecho a usar anualmente un espacio durante un periodo que puede ser de cinco a 50 años, o para toda la vida.

Casi todos los esquemas consisten en pagar un monto inicial por la compra de los derechos y cuotas periódicas de mantenimiento, que suelen subir año con año. El costo promedio es de $250 mil pesos, dependiendo obviamente de las semanas que se quieran utilizar (son mucho más económicas si no son en temporada alta). Los promotores ofrecen planes de pago que llegan a ser muy atractivos, y es cierto que se puede vender el tiempo en cuestión si no se utiliza un año, con lo que se paga la anualidad o el mantenimiento. No obstante, como aclara Marcos Agostini, los tiempos compartidos no son un producto de inversión, sino aspiracional, “similar a un coche que usas sólo para trasladarte”. Además, si deseas vender o rentar el derecho que adquiriste para usar el espacio debes solicitar la aprobación del desarrollador turístico, y es altamente probable que el valor de reventa sea menor de lo que pagaste inicialmente.

Otra fórmula de ventas es el intercambio, que permite cambiar el intervalo adquirido por otro en un desarrollo afiliado, con lo que el usuario no se ata a un determinado destino. Este servicio lo ofrecen compañías administradoras de intervalos, como Interval International, y tienen relación directa con varios desarrolladores, por lo que funcionan a través de directorios. Así, puedes comprar en Acapulco y vacacionar en Nueva Delhi, Roma o Florida, según sea tu interés en determinado año. Todos los intercambios tienen restricciones que es fundamental conocer, para saber el alcance preciso del producto que se está comprando.

Elige bien

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sugiere a los interesados tomar las siguientes medidas para evaluar un tiempo compartido:

  • Las regulaciones mexicanas prohíben el ofrecimiento de obsequios, certificados vacacionales gratuitos o cualquier otra estrategia de promoción que no explique al cliente el propósito real y específico de dicho ofrecimiento.
  • No aceptes un simple folleto informativo: exige que te expliquen y te muestren con fotografías o un paseo por las instalaciones todas las características del desarrollo turístico y los servicios a los que tendrás acceso.
  • Un vendedor profesional siempre estará dispuesto a resolver todas tus inquietudes y pondrá por escrito todas las promesas que te haga.
  • Calcula el monto total a pagar: incluye los costos de viaje (porque los tiempos compartidos incluyen el hospedaje solamente), cuotas de mantenimiento e intercambio y, en el caso de compraventa a plazos, el Costo Anual Total (CAT) del financiamiento.
  • Toma en cuenta la inflación, porque los montos tienden a aumentar año con año. Eso te beneficia, en teoría, ante una eventual venta en el futuro, pero te obliga a pagar más mes con mes.
  • Compara al menos dos o tres opciones y siempre visita el espacio vacacional que quieres adquirir.
  • No dejes que te presionen ni actúes por impulso. Tienes el derecho a decidir cuándo efectuar la compra y evaluar las opciones las veces que sea necesario. Olvida ese discurso agresivo de: “tienes que aprovechar esta oportunidad que es sólo por hoy”.
  • Exige que se pongan por escrito todas las promesas e incentivos que contiene la oferta que te hagan. Ten especial cuidado con aquellas cláusulas que impliquen renunciar al derecho de cancelación del servicio y no firmes nada que no entiendas a la perfección.
  • Tómate todo el tiempo que sea necesario para estudiar los documentos que te ofrezcan fuera del entorno de venta. Lee el contrato con detenimiento y verifica que éste tenga visible el número de registro ante la Profeco.

La Profeco advierte que por ley el contratante de un tiempo compartido dispone de cinco días hábiles para cancelar el servicio una vez firmado. Lo único que se necesita es notificárselo al proveedor vía correo electrónico o correo certificado y guardar la evidencia de que la cancelación ocurrió en tiempo y forma. Incluso, al hacerlo de esta manera se puede recibir el reembolso de todo lo que se pagó, sin penalización alguna.

De no acatar esta opción que la ley otorga se puede presentar una queja en la Profeco para recibir apoyo en la resolución de la controversia (teléfonos 5568-8722 o 01-800-468-8722). Incluso se pueden conocer las quejas que ya existen contra el desarrollador turístico o compañía administradora, antes de adquirir un tiempo compartido en el Buró Comercial, en www.profeco.gob.mx.

Caso de éxito

Como comentábamos, los tiempos compartidos en nuestro país tenían muy mala fama por la forma en que los ejecutivos o promotores se acercaban a venderlos, sin embargo, esa realidad cambió y ahora se trabaja en mejores estrategias, más personalizadas y transparentes. Así fue la experiencia de Natalia Herranz, colaboradora de Inversionista, quien adquirió un tiempo compartido y lo ha aprovechado a la perfección.

“Se acercaron a mi por vía telefónica, porque una amiga me puso en su lista de recomendados –comenta–. La persona que me llamó fue muy insistente, pero siempre amable. Me estuvo buscando durante un año, hasta que decidí darle una oportunidad de entrevistarnos personalmente. Yo pensaba que no era un buen negocio, por lo que cuando me cité con ella iba con la idea de no comprar absolutamente nada. Me explicaron en qué consistía el servicio y me tomé mi tiempo para revisar todos los detalles”.

Ella y su esposo tuvieron una reunión con un gerente de ventas, quien les explicó todos los beneficios. Lo que les ofrecieron fue un esquema de por vida, porque no tiene caducidad y lo pueden heredar sin problemas. El tiempo compartido lo adquirieron con un plan de pago mensual a tres años, más las cuotas anuales de mantenimiento, que son permanentes, en Puerto Vallarta, con la cadena hotelera Marriott.

“Aunque compramos una ubicación fija, podemos hacer intercambios, porque dentro del esquema que contratamos (llamado Semana Platino) existe esa opción, ya que el grupo Marriott está asociado con otra empresa que se llama Interval International. Bajo este sistema podemos depositar nuestra semana y cambiarla por otra propiedad de Marriott o cualquiera de las cadenas afiliadas, transacción que cuesta $75 dólares adicionales”.

Natalia nunca ha dejado pasar un año sin tomarse vacaciones, desde que adquirió el tiempo compartido hace cuatro, porque si un año decide no viajar, el esquema que compró le permite guardar la semana que les corresponde y convertirla en puntos acumulables, tal y como funcionan las millas de los planes de recompensa de las aerolíneas.

“Tal vez la semana en tu propiedad equivale a tres noches en el mejor hotel en París o a cinco en Nueva York o a 15 en un hotel de menor categoría en alguna playa del país. Así que puedes usar un año el tiempo compartido y otro acumular puntos –describe Natalia–. Otra ventaja que tiene es que es una propiedad grande: tiene una cocineta equipada, sala, comedor, recámara principal con una cama king size y otra recámara con dos camas matrimoniales. Puedes pedir un esquema en el que aclaras desde un inicio que no vas a usar toda la propiedad, sino sólo una parte, y en lugar de tener una semana tienes dos: una en la habitación grande y la otra en la más pequeña”.

La principal recomendación de Natalia para obtener esos excelentes resultados es hacer con anticipación las reservaciones. De esta manera, obtiene lo que quiere y nunca le niegan una ocupación por ser una semana de mucho tráfico. Por ejemplo, una vez que terminó de pagar la propiedad, por sólo $150 dólares disfrutó de una semana en Orlando y de otra en Puerto Vallarta.

“Yo soy de las que sí recomiendan este esquema, porque puedes armar de manera más sencilla unas vacaciones con los niños, que difícilmente se podrían pagar de otra forma. Además, si un año no lo ocupas puedes vender tu semana a algún conocido y con ese dinero pagas la cuota anual. Todo es caso de conocer bien las reglas del juego y planear con la mayor cantidad de tiempo posible”.

Entonces, ¿conviene adquirir un tiempo compartido?, como vimos, todo depende de cuál sea tu perfil y de cómo te guste disfrutar de tus vacaciones.

Cuentas claras

En el siguiente cuadro te mostramos dos casos: el primero es de la familia A, que decide viajar una semana al año durante un periodo de cinco, hospedándose en un hotel de categoría Gran Turismo. El segundo describe a la familia B, bajo las mismas circunstancias pero a través de un tiempo compartido.

¿Conviene un tiempo compartido?

 

Familia A

(gasto en dólares)

Familia B

(gasto en dólares)

Hospedaje para cuatro personas

$2,400

$150 (costo de reservación)

Boletos de avión

$1,100

$1,100

     
Compra de tiempo compartido

$0

$20 mil

Mantenimiento (anual)

$0

$900

     
Por cinco años

$17,500

$6,250 + $25 mil

por concepto de compra y mantenimiento

Como se puede apreciar, la familia A gasta en un principio mucho menos que la familia B, pero esta última tiene la ventaja de que puede seguir utilizando su tiempo compartido durante toda su vida, a un costo muy por debajo de lo que cuesta el hospedaje contratado de manera independiente.

Acércate y compara

Las siguientes son algunas de las empresas más reconocidas que ofrecen los esquemas de tiempos compartidos:

Anuncios

12 pensamientos en “TIEMPOS COMPARTIDOS

  1. Hola Alejandra, muy buen articulo, muchas gracias a ti y a la revista por compartirlo. Yo en lo particular soy amante de los buenos viajes, pero nunca habia visto esto de los tiempos compartidos… hace un par de meses comencé mi proyecto de agencia de viajes y platicando con mi suegra me dijo que ella tenia un tiempo compartido… fue ahi donde mi esposo me platico un poco mas de lo que mi suegra habia comprado y donde me decidi a investigar sobre la “industria”.

    Creo que lo que en un par de meses he investigado, es que la industria no es mala, sino todo lo contrario y el desprestigio del “concepto” es por el tipo de venta que se suele hacer… Como todo, hay de productos a productos y de proveedores a proveedores.

    Algo que realmente me llama mucho la atención y que estoy comenzando a vender son los “clubes vacacionales”, para mi, una derivación de los tiempos compartidos, una opción mas económica y ademas una opción con gran variedad.

    Nuevamente gracias por compartir algo de información de la industria!

    • Hola Mónica:
      Agradezco mucho tu comentario y, sobre todo, saber que te fue de utilidad el artículo. Espero encuentres un buen producto para ti, pues al final del día eso es lo importante para disfrutar de los viajes.
      Te invito a que te mantengas atenta a la revista impresa también, donde puedes encontrar más consejos sobre el manejo de tu dinero.
      ¡Saludos!
      Alejandra Palomares, editora en jefe de Inversionista

  2. gracias por esta informacion me gustaria poder contactar a un grupo inversionista para exelente proyecto en acapulco ya contamos con terreno, y donde comunicarnos con ustedes arq. jaime rivera

    • Hola Jaime:
      Nosotros solo somos una revista que habla sobre instrumentos de inversión para particulares, pero no llevamos a cabo ningún proyecto de inversión como tal ni nos dedicamos a buscar inversionistas para algún proyecto en particular.
      ¡Saludos!
      Equipo Inversionista

  3. yo tengo una membresia del fiesta americana y la verdad la he utilizado muy bien y la he disfrutado al maximo, de hecho ya compre mas puntos que terminare de pagar en mayo del 2013:( jeje….claro que he tomado mi tiempo para entender el manejo perfecto de la membresia y he quedado muy satisfecho, porque como comentan en el ejemplo hay que programar todo muy bien y tener presente siempre las fechas de reservacion y si no se piensa vacacionar pues se pueden pasar los puntos a otro año..pero como la membresia me cobra por pasar mis puntos entonces opte por tener siempre agotados mis puntos del año en curso y si necesito vacacionar puedo pasar los puntos de año siguiente sin ningun costo y asi no gasto y sigo disfrutando, ademas la ventaja del fiesta americana es que tiene varios hoteles fiesta inn en varios estados y puedo ir viendo las temporadas ya que mientras en algunos destinos es temporada alta en otros es temporada baja y entonces aprovecho eso para irme a lugares de temporada baja …pero despues de esta ultima compra que realice me quedo muy claro que en muchas ocaciones necesitas irte a otros lugares y deseas hacer otras cosas en donde la membresia se queda corta, es por ello que estaba en busca de otra opcion con alguna otra compañia y cai en Mayan palace de hecho solo deje 2000.00 pesos porque me presionaron mucho al final y quede de resolverles en estos dias, pero al ver lo que ofrece el mayan no me gusta mucho y tiene muy limitado sus destinos..que aunque te dicen que puedes viajar en RCI no me convence mucho y de plano creo que dejare perder mi dinero porque no creo que me lo regresen..pero de todas formas los visitare para pedirles el reembolso..y escribo en este espacio para que alguien pueda orientarme y comente hacerca de RCI y de interval que por lo que veo son de las mas importantes…

    por cierto tengo un bb de dos años y una bb de tres meses y es por ello que ando buscando otra opcion porque estoy calculando que cuando crezcan un poco mas me saldra muy caro llevarlos de vacaciones JAJAJAJAJA y esta seria una opcion que por la experiencia que tengo me he gustado..sobre todo que muchas veces hasta vendo lospuntos a amigos y familiares

    saludos a todos

    • Muchas gracias por compartirnos tu experiencia, Gino, porque los tiempos compartidos son un producto que puede resultar muy útil para esquemas más familiares como el que tú nos platicas.
      RCI e Interval, en efecto, son de las compañías más grandes y con servicios más amplios, puedes acercarte a ellos y expresarles tus inquietudes para que te den una buena opción de compra.
      ¡Saludos!
      Equipo Inversionista

  4. Yo solo pregunto: ¿Por que has de pagar lo de 15 o 20 años de tus gastos normales en vacaciones en un breve tiempo (de 6 meses a 3 años) si lo puedo gastar segun lo vaya usando?. Cuando me hicieron junto con mi esposa el estudio de la disparidad de gastos en una y otra opción de verdad que salia perdiendo en lo personal en eso de los tiempos compartidos. ¿Cómo es posible eso? Sencillo, busquen vacacionar en temporada baja donde los precios en buenos hoteles “todo incluido” es de verdad una ganga. En mi caso, con este modelo yo he podido vacacionar no una sino dos o hasta tres semanas con recursos regulares, y lo mejor no me he dejado tentar por sus ofertas donde me comprometeria mis capacidades de pago y dilapidaria mi patrimonio. En mi estudio fue así: tres semanas de vacaciones al año con oportunidades de ganga por ser temporada baja $45 mil pesos anuales (transportación aparte) por 20 años igual a 900 mil pesos, luego segun su “gran oferta” por situaciones similares me lo venderian en 1 millon 200 mil pero quesque este seria de por vida (luego en la negociacion final me lo dejarian por los mismos 900 mil que yo invertiria en 20 años. ¿Y luego los intereses que yo pagaria por dar esa cantidad? y Por otra parte ¿Que de las ganancias que esos dineros les reportarian a ellos por 20 años?No..no y no No se dejen engañar eso de los tiempos compartidos es una estafa ,es un gran robo a su patrimonio. Atte. Yomero

    • Muchas gracias por compartirnos tu experiencia, Yomero. En efecto, los tiempos compartidos no son para todos los perfiles y si uno no hace un análisis profundo puede terminar comprando algo que no aproveche y afecte de manera importante su patrimonio.
      ¡Saludos!
      Equipo Inversionista

  5. Muy buen artículo, también hay que tener en cuenta la categría del hotel como bien señalan en el ejemplo, no es lo mismo viajar con un presupuesto justo para un hotel 4 estrellas que tomar una habitacón de Gran Turismo que desde mi punto de vista, por diseño, están dedicadas a estos planes de largo plazo.

    También se debe tener cuidado con los ofrecimientos de las Hoteleras para subir de categoría una vez que terminaste de pagar tu membresía porque puede ser cuento de nunca acabar y terminarás pagando más que lo que gastarías pagando directamente por tu semana vacacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s